Aprender fuera: ¿una pedagogía de la opresión?

Lucía Rayas Velasco

Resumen


En septiembre de 1990 viajé a California, EUA, con mi esposo y mis dos pequeños hijos, para emprender estudios de maestría. A escasos 200 kilómetros de la frontera con México, la estancia en la Universidad de Riverside resultó una experiencia sorprendente por razones inesperadas: ser mexicana en esas latitudes me mostró las realidades del racismo; el nacionalismo desplegado por la Guerra del Golfo en un condado conservador, generaba un ambiente difícil para la convivencia; la escuela de mis hijos me exigía que hablara inglés en casa; y el medio en el departamento académico que me acogía, me obligaba a apartarme de aquellos intereses que me proponía estudiar. La habilidad de traducción/adaptación requerida, superaba por mucho el bilingüismo.

Con base en la autoetnografía, interrogo la manera en que los desplazamientos académicos modifican mucho más que nuestro nivel de comprensión intelectual. Estos influyen en nuestras subjetividades y, por ende, en aquello que traemos de vuelta a casa y ponemos a disposición de colegas y alumnado.


Palabras clave


autoetnografía; movilidad académica; internacionalización de la educación; experiencia

Texto completo:

PDF

Enlaces de Referencia

  • Por el momento, no existen enlaces de referencia


Grupo de Interés Especial en Investigación Cualitativa en Español y Portugués                                                                                         International Association of Qualitative Inquiry

ISSN 2473-4985